Volver

07/11/2011

Residuos industriales, cuáles son las claves para cuidar el medio ambiente

Por Lic. Luis Alberto Márquez Asesor del Colegio de Técnicos de la Provincia de Buenos Aires, Distrito III

Residuos industriales, cuáles son las claves para cuidar el medio ambiente

Los residuos industriales son un factor serio a la hora de cuidar el medio ambiente. Por esto es clave conocer las normas vigentes que están pensadas para que se realice un manejo óptimo de los mismos.  
 
En este sentido, existen normativas del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible de la Provincia de Buenos Aires (OPDS), la ley 11.720, el decreto 806/97, la resolución 592/00 e impactos ambientales bajo la ley 11.459, el decreto 1.741/96, como así también de la autoridad de cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) a través de sus inspecciones.
 
En apretada síntesis y teniendo en cuenta dichas resoluciones, los residuos de las empresas se manejan en tres formas: residuos especiales –cartel  rojo y blanco–, chatarra –cartel amarillo y negro– y residuos orgánicos –cartel verde y blanco–. El sistema consiste en tener recipientes fechados y rotulados en los que se tiren trapos, bidones, guantes, latas, aserrín etc. según la clasificación antes indicada: recipientes de acuerdo al color y letra que le corresponda.
 
Y en cuanto al tratamiento de los desperdicios, éstos siguen un derrotero que vale explicarse: los residuos orgánicos o domiciliarios –papeles y cartones de embalajes, nailon, plásticos, maderas  rotas, guantes usados, ropa de trabajo usada, tierra de barrido de pisos y restos de comida– son enviados a la Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado (CEAMSE); la chatarra y viruta son vendidos a chatarreros o devueltos a lo que proveen la materia prima con remitos o facturas de retiro en los que consten cantidades, tipo de material y fecha –es clave archivarlos en una carpeta en fábrica–; y los residuos especiales –líquidos, sólidos y semisólidos como trapos, papeles, cartones, latas, envases o barros con aceites, grasas, pinturas, solventes, alcoholes, aceite soluble, otros hidrocarburos o sustancias químicas– son depositados en  tambores sobre bateas en el depósito transitorio de residuos especiales que hay en planta, según la ley 11.720 y su decreto 806/97 y adecuado a las normativas de la resolución 592/00, antes de ser retirados por transportistas autorizados por la OPDS quienes dejarán los manifiestos que luego se archivarán.  
 
Finalmente llega el certificado de destrucción de dicho residuo, que debe archivarse por un año al fin de que al próximo se realice la inscripción o la renovación como generadores de residuos especiales y confeccionar la declaración jurada de residuos especiales –anual–.
 
En suma, cuidar del ambiente es tarea de todos. Sólo se trata de tener conciencia con nuestros residuos.

Ver todasÚLTIMAS NOTICIAS

Anterior Siguiente

Suscribite a CTD3

Recibí nuestras noticias en tu e-mail

Delivered by FeedBurner

Diseño Web Concepto Gráfico Diseño Web